El Hundimiento del Sistema Político en España

Berlín, abril de 1945. Una encarnizada batalla se libra en las calles de la capital. Hitler y su círculo de confianza se han atrincherado en el búnker del Führer. Después de 16 años de presencia y dominio institucional, el Partido Nazi y el Reich que iba a durar mil años, se precipitan a su final.

Madrid, abril de 2015. Los escándalos de corrupción que llevan asolando y asombrando a los ciudadanos protagonizados por personas que ocupaban y ocupan los puestos más representativos de la sociedad: Partidos Políticos, Gobiernos Regionales, Municipales y Nacional, Congreso, Senado, Organizaciones Empresariales y Sindicales, y Corona, han rebasado todos los límites. De hecho, los ciudadanos ya han tomado posición.

Nada será lo mismo cuando arranque la XI Legislatura a finales de este año 2015. Lo saben las direcciones de los partidos políticos, el Gobierno y el CIP (Club de Intereses Políticoeconómicos) vinculado a las grandes corporaciones, empresas y entidades financieras que hacen valer sus intereses ante los representantes políticos en el gobierno y la oposición.

Listas abiertas; Límite de mandatos; Reforma de la Ley Electoral; Control y Transparencia de los representantes son una parte de los cambios que aguardan. Otros de más calado, como la orientación del gasto público, la Reforma de la Constitución relativa a la deuda y los Derechos Fundamentales, así como a la forma de Estado, se pretenderán bloquear y anular.

El resultado de las próximas elecciones Autonómicas y Municipales a celebrar el 24 de Mayo determinará la intensidad y alcance del proceso de reformas y el dibujo del panorama político resultante. A partir de ahí se pondrán en marcha las estrategias previstas para encauzar, canalizar o retrasar el espíritu de cambio en España.

La Primavera Española, como la Gripe Española de 1919, está por empezar.

 

 

2017-06-19T13:25:39+00:00