No fueron capaces los partidos políticos de concertar, negociar o formar un gobierno acorde al mandato de los ciudadanos el pasado 20 de diciembre de 2015. Por primera vez en la historia democrática de España, los llamados a representar y dirigir fueron incapaces de resolver el resultado de las urnas. Lo sorprendente es que los mismos que fracasaron, son los que vuelven a presentarse a las próximas Elecciones Generales previstas para el 26 de Junio de 2016. Y no, no es una broma.

Preocupa a muchos de mis conocidos y a mí personalmente, la “estrategia del PSOE”. Acepta los grilletes del pacto con Ciudadanos para bloquearse como opción válida de gobierno. Sigue instalado en la superioridad orgullosa del que no quiere ver la realidad tratando a las formaciones a su izquierda como “filocomunistas”, “bárbaros” o “insensatos”. Y se está aislando, como el PP , de toda opción coherente con su electorado y principios para poder formar un Gobierno de Cambio.

Su mensaje se va pareciendo al del PP; solo queda desprestigiar a PODEMOS e IU por su acuerdo de Coalición. Pero entonces…¿Quo Vadis PSOE? a donde te diriges si pactas con la derecha, reniegas de la izquierda joven, profesional, urbana y culta y te enrocas en un pseudoliderazgo que da risa y no es creíble.

La Coalición PODEMOS + IU utilizará el mensaje de la ilusión, del cambio posible, de la unidad de los más débiles frente a los poderosos y los efectos de la gestión de la crisis desde el modelo de los aparatos clásicos: PP y PSOE. Mientras tanto el PSOE ya está satanizando  a las fuerzas de izquierda y solo queda que sus dirigentes y portavoces recuperen con más fuerza el discurso del miedo.

Quizá Pedro Sanchez y su equipo están preparando a sus fieles para el Gobierno de Coalición con el PP tras las elecciones. Vergüenza debería dar a los que, repitiendo en las listas, vuelven a tragar con ruedas de molino por un pesebre de ¿4 años?.

Ojo por que a este paso pocos pesebres quedarán la noche del 26 de junio de 2016.

2017-06-19T13:25:38+00:00