En 1981 dos profesores de la Universidad Católica de Notre Dame du Lac (Indiana, EEUU)Mihaly CsikszentmihalyiEugene Rochberg-Halton realizaron un estudio sobre las posesiones materiales (goods) en los ambientes urbanos; analizando las manifestaciones del apego materialista y de consumo en 80 familias de Chicago. Publicaron a finales de ese año el libro The Meaning of Things: Domestic Symbols and the Self. Puede ser una lectura estimulante para analizar, 30 años después, los patrones de apego y proyección que sienten determinados sectores y grupos sociales hoy en España.

MeaningOfThingsCover

Concretamente los patrones y principios que rigen las conductas de muchos políticos cuando ocupan una posición de privilegio a la que no quieren renunciar y ni mucho menos, dejar de tener y así no privarse de las cosas que rodean dicho status y forma de vida.

El caso de las Tarjetas negras de Caja Madrid; los Fondos y subvenciones a propias  empresas o de familiares; la insoportable levedad en la auto crítica o en la asunción plena de responsabilidad política. Y como no, la incapacidad de aplicar en su vida y conducta personal los principios y ética que pregonan.

Los medios de comunicación estos días hablan de “las mentiras de Rajoy” (actual Presidente del Gobierno); de lo increíble de sus argumentos desconociendo lo que tres Tesoreros del PP venían haciendo y que ha sido probado por la policía y en los autos del juez de instrucción. Una persona que tuviera la responsabilidad de representar a otros en el Parlamento, y fuera sensata, no dudaría en reprobar y negarse a estrechar la mano, sugerir pactos o hacer como si nada ante personajes tan ruines y mezquinos además de mentirosos.

Que no decir de los propios. De las personas que, perteneciendo a formaciones políticas con corruptos confesos y otros de forma palmaria, o a punto de serlo, miran para otro lado y defienden, negando la realidad de los hechos, a sus corruptos.

Que ocurre en la mente de tantas personas que en su vida profesional o familiar tienen conductas morales para que, convertidos en políticos o cargos públicos, adquieran esta otra identidad.

La verdad nos hará libres. Eso sí, lleva tiempo. Mientras tanto, que me quiten lo robao dirían algunos.

Por cierto, esta Universidad Católica concedió en 2009 un doctorado “honoris causa” al presidente Barak Obama por su programa contra la pobreza. Causando gran revuelo dicha concesión. Más de 50 obispos estadounidenses y 300.000 ciudadanos manifestaron su rechazo; alegaban que dicho honor se concedía a una persona decididamente impulsora de la despenalización del aborto.

2017-06-19T13:25:41+00:00